Anatomía de un día maravilloso.

Todo salió redondo, como si lo hubiera planeado.
El despertador no se trabó.
Al bañarse quedaba jabón en la ducha, y el agua no se enfrió.
Las tostadas no se quemaron
Su hijo lo besó espontáneamente.
Consiguió asiento en el autobus.
LLevó paraguas y llovió.
Vio una mujer hermosa y ella lo miró.
Le dijeron que era simpático.
Cobró el sueldo entero, sin descuentos.
Alguien le contó un chiste nuevo, y era bueno.
No se olvidó las llaves.
El perro saltó para saludarlo.
Su equipo de fútbol ganó 2 a 0.
Un amigo le invitó a una fiesta.
Su esposa le había cocinado su plato favorito y después de cenar
le confesó que tenía ganas de hacer el amor con él.
Así, en un mismo día,
todas las publicitadas cosas simples de la vida
aparecieron rendidas a sus pequeños pies humanos.
-¿Te alcanza esto para ser feliz?- le preguntó la luna.
Él la miro de reojo, esbozó una sonrisa de compromiso
y susurró lentamente:
-No... pero es una gran ayuda para seguir adelante...
 
PS- Gracias a mi manía de escribir y guardar las cosas que me gustan, hoy he encontrado esto…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s