West 35th Street

¿Por qué sigo empeñado en encontrar
la mujer que imagina uno en su mente?
Y, además, ¿es que existe esa mujer?
Muchos ya descubrieron al principio
que esa mujer no existe. Al darse cuenta
buscaron al azar una cercana.
Renunciaron al sueño y se adaptaron
a una pequeña dicha y su tristeza.
La vida no da más, seguramente.

JM. Fonollosa

–> Adaptable a cualquier género y circunstancia.

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a West 35th Street

  1. Raulito dijo:

    La pareja perfecta es uno solo
    haciéndose el amor. Ninguna chica
    conoce el cuerpo mío cual yo mismo
    y, por tanto, es más sabia mi destreza.

    Qué suave recorrido placentero
    por las zonas sensibles de mi físico.
    Qué mano que no es mía ni es ajena
    sino que es tacto, roce, soplo angélico.

    Qué en su justo momento el adentrarme
    en la medida exacta de mis límites.
    Anchura o estrechez, cuanto me plazca,
    consigo en el instante apetecido.

    Qué variación inmensa obtengo estando
    conmigo mismo, amando incluso a aquellas
    que niéganme el contacto. A todas cuantas
    me venga en gana entonces disfrutarlas.

    La pareja perfecta es uno a solas
    haciéndose el amor. En ambos sexos.
    Resulta incomprensible esa obsesión
    que nos lleva al amor en compañía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s