Pequeños Pasos.Grandes Cambios

Es fácil decirlo, pensarlo, meditarlo y hasta imaginarlo. Lo difícil es tomar la iniciativa para hacerlo.

Tras muchos años de ocultismo he reconocido que me va… la cienciología, por ejemplo. Pensé en el rechazo de mis allegados al enterarse. Pensé en reproches, en malas caras, o mejor dicho, caras tristes… Y ¡sorpresa! no podía estar más equivocada. ¡Y cuánto me alegro!.

No soy una persona nueva, sólo empiezo a intuir quién soy. Estaba enganchada en las escamas de ese pez que muerde su propia cola, me tenía bloqueada, absorta, pesimista…

Y tras mucho meditar, me fui abriendo, poco a poco a las personas más importantes de mi vida. Quizá fue menos valiente y me refugié en la distancia. Era un inicio, para quitarle dramatismo y que se volviese algo más real… y finalmente por mis necesidades, apareció ella. Tras un día raro de compras en Ikea, un café algo más amargo que de costumbre, y una vuelta en coche más tirante de lo habitual… Tras tres horas juntas, media hora de charla, media hora conduciendo, bastaron los últimos 10 minutos de aquella tarde lluviosa para abrirme a la gran Madreselva, Inconsciente de mi dudaba si su abrazo pincharía, por todas las espinas que tienen los bellos rosales. Sin embargo, encogió esas púas y se limito a rozarme con sus aterciopelados pétalos.

En ese momento me sentí, hablando de plantas, como una mimosa,que ante cualquier agente externo, se encoje y se dobla sobre si misma… Con miedo, pero a la vez mucha satisfacción.

Sabía que desde ese momento podría contar con dos de las personas más importantes de mi vida. De forma directa, ella, y de forma indirecta, el gran rey león,que habla poco,gruñe de vez en cuando, pero es el primero en aparecer ante cualquier peligro…

Y aunque estáis lejos, os tengo aquí presentes… fotos, regalos, recuerdos y sentimientos. Y saber que al más mínimo silbidito moveréis rocas o mercedes para ayudar a esta pobre muchacha desamparada… Y sabéis que os necesito, aunque no os silbe, pero hay un pequeño cervatillo que me ayuda mucho en vuestra ausencia…

 

He hablado. 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Pequeños Pasos.Grandes Cambios

  1. Cervatillo dijo:

    Siempre que no te refugies en la distancia estarán a tu lado, no hace falta que les silbes, pues habran movido el mercedes y la roca antes de que hayas juntado los labios para soplar. Me alegré muchísimo, no sabes cuanto, que achicases esa distancia al mínimo posible.

    Abraza a madreselva, dale un beso al gran rey leon, y cuida un poquito de vez en cuando de este cervatillo.

  2. Raulimides dijo:

    ¡Claro que sí, bombón!

  3. paqui dijo:

    Me hice la dura, porque se lo fuerte que eres.

    Nunca sabreis lo que os quiero hasta que lo “sufrais en vuestras carnes”.

    Aunque algunas veces de pavo real, paso a plumero …. pero eso es otra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s