Pensando…

Un día te encuentras inspirado, te sientas en el suelo, cruzas las piernas y… ¡a pensar!. Te planteas una hipótesis de partida, intentando buscar argumentos que sustenten o tiren por tierra tus pensamientos.

¿Cómo puede resistir el pintauñas en los dedos de los pies durante tantos meses?

¡Ay, no! Vamos a concentrarnos en cosas inteligentes, desarrolla todo tu potencial, salva vidas, o el mundo, o recuerda paso a paso cómo era una linfadenectomía paraaórtica… y el placer de buscar espacios avasculares, completar la decolación, llegar al retroperitoneo…  ¡qué maravilla!

¡Creo que me está saliendo un granito en la mejilla izquierda!

En fin, creo que sentarse y obligarse a pensar no funciona, al menos no para mí… Quizá no sea tan trascendental, ni especial, y por supuesto no una buena escritora… Aunque antes de terminar quiero añadir un apunte, al que si he llegado solita a la conclusión y aunque sea un absurdo, creo que hay mucha gente que aún no se ha enterado. “Las distancias son recíprocas”. Y con esto quiero decir que estoy un poco harta de todos los que me preguntan ¿cuándo vas a venir a vernos? ¡te echamos de vemos! ¡tachán! La misma distancia hay de Marbella a Sevilla que de Sevilla a Marbella… y así casi con cualquier ciudad/país del mundo…

Saliente de muchas guardias, he de dormir!! Eso sí, después de quitarme el dichoso color de uñas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s